viernes, noviembre 01, 2013

Extracto de "A través del hemisferio sur"


L'hacienda l'Infanta

La Hacienda Infantas 

1887 

"... A las 9:00 nos encontramos en la estación, y cerca de las 10 a.m. hacía la hacienda Infantas. Pertenece a MM Althaus y Tenaud , quien se encuentra actualmente en París. Tiene una superficie de 550 hectáreas, en su mayoría plantadas con caña de azúcar. Un hermoso castillo  (Casa Hacienda) rodeado por un hermoso parque frente a nuestros ojos. El edificio está muy bien entendido por las necesidades del país : un piso, sobre otro piso en la planta baja y el sótano, techos de gran altura, puertas que impiden que el sol caliente directamente en las paredes, con corrientes de aire por todas partes, y los baños variados. Parezco ver de nuevo de los mejores y más de elegantes bungalows de Indoustan . Desde la terraza se ve a lo lejos el mar y el Callao con sus buques. Esta terraza forma un tejado; está en tablas, recubiertas con una capa de tierra ligera y pegada; es suficiente para este país, dónde jamás llueve: también no vi allí en absoluto a vendedores de paraguas. Un buitre (buitres) llamados: galinazos, se posa en la cima del reloj. El Sr. Martinet tira con su revólver. Este pájaro, que tiene el color del cuervo y la forma del buitre, abunda en el país; es un poco responsable de la limpieza. En el parque, los colibríes, colibríes preciosos en mil colores, revolotean con gracia de flor en flor, vemos el huerto de pera y manzano junto al plátano, el cultivo de hortalizas todos nuestros vegetales en Europa, un niño va adelante y hacia atrás, gritando y haciendo ruido para asustar a los pájaros y estos codiciosos han pelado las hojas de repollo, como lo habrían hecho nuestras orugas. En el compartimiento de los animales, vemos 80 bueyes para el arado , las ovejas para el personal, y hermosos caballos , algunos de los cuales todavía ensillados, listo para ir. Muy cerca se encuentra el compartimento de China (ciudadanos chinos): son 200 para trabajar en la propiedad. Se les paga seis soles de papel por día , además de £ 2 1/2 (más de un kilogramo) de arroz. Trabajan de las 7 de la mañana a las 4 :30 de la tarde y tienen 1 hora 1/2 de descanso como la cena.

 El domingo trabajan sólo en caso de emergencia. Todos estos chinos son acorralados en un tribunal vasto cuyas puertas son cerradas por la tarde; duermen sobre tablas de bosque como los esclavos de Brasil; pero recientemente el Sr. Martinet los autorizó a hacerse casitas separadas, en cañas y en tierra. El centro del tribunal está ocupado por un pequeño templo donde estos bonos chinos vienen a su manera para cumplir sus deberes religiosos. No conservan su cola ni su traje; son vestidos aquí como al europeo. Cuando están enfermos, pasan a la enfermería; el opio los pierde aquí como de allí  en China. No tienen mujeres y acabarán por apagarse. Elos sin embargo allí son una buena mano de obra que se habría debido cuidar mejor. Algunos llegaron a establecer bellas tiendas donde se extienden las mercancías de China. Tienen en Lima como en San francisco, un barrio de ellos, con su teatro y su pagoda. (edificio de herrero)

La fábrica es vasta, bien alumbrada, bien aireada. Las máquinas, que vienen de la casa Hiélate de París, están dispuestas de tal tipo, que un solo vigilante  pone los ojos a el conjunto de los obreros y de las operaciones.

Un ferrocarril surca la propiedad, y la locomotora aporta a la fábrica los vagones llenos de caña. Pagadas sobre un delantal infinito impulsado por el vapor, llegan entre los cilindros rayados que los presiente, abandonan así su jugo. Este jugo, pasando a través de un filtro metálico, se desembaraza de fibras y otras materias extranjeras más groseras; luego, por la presión del vapor en un cilindro, es transportado en un depósito elevado, de donde pasa por ciertas calderas; allí, por una mixtura de cal, otras materias extranjeras son precipitadas al fondo, y el jugo clarificado se va en otras calderas donde perderá el agua que contiene por medio de la evaporación.  En consecuencia de todas estas operaciones, el jugo, privado del agua y otras materias extranjeras, se va en grandes depósitos y no necesita más que ser separado de la melaza para dejar el azúcar puro. Esta operación se hace por medio de numerosas turbinas que hacen 1,000 torres al minuto. El Sr. Martinet suprimió la filtración por el negro animal, al que este jugo no necesitaba. Después de la operación, la fábrica es lavada; el agua, traída en ciertos depósitos, da lo que todavía puede contener de materias que provienen de la caña, y extraemos de eso el ron.

 La fábrica produce 25 a 30,000 quintales de azúcar por año, produjo 10 % de azúcar de caña , 100 libras de azúcar por tonelada de caña . 

 Los talleres de reparación, la carpintería, la fragua, etc., son proveídos de las mejores máquinas mudadas por el vapor. Un gasómetro destila el carbón para el gas para uso de la casa, para uso del parque y de la fábrica. El residuo de la caña sirve de combustible. Las oficinas están ocupadas por tres jóvenes. Cada campo tiene su contabilidad de debe y tener. El Sr. Martinet espera que, todos gastos deducidos, la hacienda de todavía este año 200,000 Francos de beneficio neto. Como administrador, tiene el 10 % del beneficio y 12,000 Francos de tratamiento fijo. Los guardas nocturnos, que recorren por medio de pitos, deben responder al pito del dueño. Viene por fin la hora del almuerzo, que preside la madrastra del propietario. Esta matrona venerable querría ir a París, pero sin pasar el mar.

  Después de la comida, montamos a caballo para recorrer la hacienda. Aquí cortamos la caña, allí aramos, drenamos un terreno pantanoso; en otro lugar regamos la caña, o la alfalfa, o el maíz. A un cierto punto traemos la carreta, de caña. Una grúa móvil a vapor, por medio de una cadena, levanta de un solo golpe la carga y lo deposita sobre los vagones, ahorrando así la mano de obra de 30 hombres. La habilidad de la administración y el perfeccionamiento de los medios son dos puntos esenciales para el buen éxito en el rendimiento de una hacienda..."


ERNEST MICHEL



Extracto del libro de Ernest Michel "A través del hemisferio Sur" o "Mi segundo viaje por el mundo" Libro incluido en el Proyecto Gutenberg. lanzado en el 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada